Durante su exposición en el Foro Latinoamericano de Derechos Humanos, Aída García-Naranjo aludió a las movilizaciones en Chile tras el estallido social y comparó el caso local con lo que se vive en su país.

“Un saludo a todos los chilenos que llevan 100 días luchando”. Con esas palabras, la ex ministra de la Mujer de Perú, Aída García-Naranjo, abrió esta mañana su intervención en la segunda jornada del Foro Latinoamericano de Derechos Humanos que se realiza en Santiago y que fue impulsado por el senador progresista Alejandro Navarro a través de la Comisión de la Cámara Alta que preside.

“Chile ha despertado a toda América Latina”, celebró la ex secretaria de Estado, enfatizando que “es el modelo neoliberal el principal violador del ejercicio pleno de los Derechos Humanos en América Latina”.

“La región se viene movilizando heroicamente en Chile, Perú, Argentina, Venezuela y Bolivia. En Perú en los últimos años ha habido más de 11 mil manifestaciones”, contó García-Naranjo, en el marco de su exposición en el plenario “Crisis del Modelo Neoliberal, Protestas Sociales en el Mundo y violaciones de los Derechos Humanos”, junto al ex candidato presidencial chileno Marco Enríquez-Ominami, el senador Alejandro Guillier y el argentino Ricardo Alfonsín.

En la instancia también abordó los comicios de Perú, enfatizando que “hay dos elementos fundamentales que vamos a enfrentar en las elecciones de este domingo: acabar con la mafia fujimorista y acabar con la mafia de la corrupción”.

Y remató al respecto: “Nuestro objetivo es acabar con el fujimorismo en el parlamento, la crisis que vivimos en el Perú no es coyuntural, es una crisis de estructura, de sistema, del modelo. Lo que hay en el Perú es una movilización y una protesta permanente y debemos caminar hacia una nueva refundación del Perú”.