El Foro Latinoamericano de Derechos Humanos rechaza las actuaciones realizadas por el gobierno de facto de Bolivia en contra del ex presidente Evo Morales, a quien imputan por terrorismo y exigen su detención preventiva al acusarlo de coordinar bloqueos en las ciudades andinas tras la crisis política y social que se vivió el año pasado.

Asimismo, repudiamos la constante persecución política de la que ha sido víctima el ex Mandatario y su equipo político –quienes se encuentran refugiados en Argentina- y hacemos un llamado a las autoridades de Palacio Quemado a retornar al diálogo como única herramienta de solución ante la crisis.

También vemos con preocupación el uso selectivo y arbitrario del derecho contra líderes políticos o lawfare, y pedimos a todas las entidades correspondientes, a aunar sus esfuerzos para velar por la paz y por la protección irrestricta de los derechos humanos.

Por último, expresamos nuestro total apoyo a Evo Morales y exigimos que se garantice el derecho al debido proceso, consagrado en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

6 de julio de 2020