Jonatan Díaz, Director del Foro Latinoamericano de Derechos Humanos, agradece que el machi celestino Córdova haya llegado a un acuerdo con la Subsecretaría de Justicia para deponer la idea de comenzar una huelga seca pero cuestiona las acciones contradictorias del Gobierno en materia de justicia.

La autoridad mapuche, quien se encuentra internado desde hace tres semanas en en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial, debido a su delicado estado de salud  producto de la huelga de hambre que mantiene, al igual que otros comuneros mapuche, hace 107 días,  anunció  a fines de la semana pasada que comenzaría una huelga seca, lo que ponía en evidente riesgo su vida.

Lo anterior producto de la negativa del Gobierno a su solicitud de pasar 6 meses de su condena en su rewe a fin de cumplir con sus labores de machi para su comunidad, acogiéndose al Convenio 169 de la OIT, que establece los estándares mínimos de respeto a los derechos de los pueblos indígenas, que fue ratificado por Chile.

“Desde el Foro Latinoamericano de Derechos Humanos, lo que más nos preocupaba era la negativa de la Corte Suprema de acoger un recurso de amparo que lo que solicitaba era el cumplimiento del convenio 169 de la OIT, un convenio ratificado por Chile y por tanto una ley de la república “, dice el Director de Foladh.

En ese contexto, Díaz agrega que “Lo que pedía el machi era pasar seis meses en su rewe, y la oferta inicial del Ministerio de Justicia fue de 14 horas, lo que demuestra que el Gobierno no entiende nada. Esto tiene que ver con la cosmovisión del pueblo mapuche y la importancia de los espacios espirituales. Nadie está pidiendo que el machi sea indultado, tampoco que sea liberado, sino que se respete el convenio 169 y los derechos ancestrales de un pueblo que ha sido continuamente oprimido”, sentencia Díaz.

Tras un intenso periodo de negociaciones, finalmente el machi llegó hoy a un acuerdo con la Subsecretaría de Justicia, mediante la firma de un documento que contempla 8 puntos, de los cuales tres involucran directamente a la autoridad mapuche.

El primero plantea que, una vez que el machi ponga fin a la huelga de hambre permanecerá en el Hospital de Nueva Imperial para su recuperación física y espiritual. Otro de los puntos sentencia que una vez que termine este proceso, será llevado a un centro de estudio y trabajo y por último, que desde ahí podrá trasladarse, por un periodo de 30 horas a su rewe, en una  fecha a coordinar previamente con Gendarmería por motivos de seguridad.

El acuerdo también involucra a otros presos mapuche que, al igual que su líder espiritual, llevan 107 días de huelga de hambre, principalmente aquellos que se encuentran en la cárcel de Angol, quienes también podrán optar al beneficio de ser trasladados a centros de estudio y trabajo dentro de la región de La Araucanía. Además agrega que aquellos que estén con medidas cautelares como la prisión preventiva, podrán optar a una cautelar mas leve, como es el arresto domiciliario y no podrán ser objeto de sanciones disciplinarias.

“Aunque celebramos el acuerdo que finalmente salvó la vida del machi Celestino Córdoba, consideramos que es tremendamente contradictorio el actuar del Gobierno que, mientras argumentaban que no tenían las herramientas para tomar decisiones ante la negativa de la Corte Suprema, el presidente Sebastián Piñera indultó hace un par de semanas a Raúl Rojas Nieto y a Víctor Matigg, ambos condenados y recluidos en Punta Peuco por delitos de lesa humanidad” finalizó el director del Foro.