• La presidenta del Senado, la ex ministra de Educación y la ex Vicerrectora de la Universidad Técnica Metropolitana (UTEM) fueron parte del ciclo “Debates Pendientes” organizado por el Foro Latinoamericano de Derechos Humanos (FOLADH), donde hicieron un llamado a avanzar en la paridad de género en el aparato público.

Concepción, viernes 14 de mayo de 2021. Esta tarde se llevó a cabo el primero de los ciclos llamados “Debates Pendientes”, organizado por el Foro Latinoamericano de Derechos Humanos (FOLADH). El debut de la iniciativa fue con el análisis del proyecto de ley (boletín 12.091-03) que establece la paridad de género en el directorio de empresas y sociedades anónimas, y contó con la participación de la presidenta del Senado, Yasna Provoste, la ex ministra de Educación Adriana Delpiano y la ex Vicerrectora Académica de la Universidad Técnica Metropolitana (UTEM), Marisol Durán.

En un inicio, la presidenta del Senado y autora del proyecto que se encuentra en tabla para ser debatido en la sala de la Cámara Alta, valoró como un avance en materia de paridad de género el despacho del proyecto que permite a hombres ser carga familiar de las mujeres en las prestaciones de salud.

Junto con esto, Provoste señaló que es en el aparato público donde se necesita mayor inserción de mujeres, así como también “es importante el derecho a ser elegidas las mujeres en materia de educación superior. Las universidades estatales tienen que hacer un fuerte impulso por generar condiciones más equitativas de participación y garantizar que mujeres también lleguen a ser rectoras”, destacó.

Sobre el proyecto de ley, la ex Vicerrectora de Asuntos Académicos de la Universidad Técnica del Estado (UTEM), Marisol Durán, señaló que “la participación y el valor del proyecto va a permitir tener regulación y no va a quedar sujeta a la discrecionalidad a las autoridades de turno, porque hemos visto que según la autoridad que puede haber más o menos mujeres en el sistema de empresas públicas. A nivel de ministerios es el más claro ejemplo; el 2012 eran un 5% y el 2019 un 22%, a diferencia del 47% bajo la presidenta Bachelet.

A ello se sumó la ex ministra de Educación, Adriana Delpiano, quien destacó “el fondo del proyecto, ya que va en línea de incorporar a más mujeres en la Alta Dirección Pública, pero también en la forma, pues avanzan en que las políticas significativas como estas tengan carácter de política de Estado.

Finalmente, la secretaria de Contenidos del FOLADH, Sandra Osorio, expresó que “la paridad en la Convención Constitucional es el comienzo de una perspectiva de género que debe instalarse en toda nuestra institucionalidad. Será en los directorios de las empresas públicas y privadas, luego en el Consejo de Rectores y finalmente, en todas las esferas de nuestra sociedad.