Organizaciones migrantes en Chile han lanzado una campaña para detener las expulsiones masivas que inició el Gobierno de Sebastián Piñera en marzo pasado. Compartimos acá el documento y texto elaborado y publicado por la “Red de Organizaciones Migrantes y Promigrantes en Chile”, apoyando la iniciativa y uniéndonos a las voces de la sociedad que se han manifestado contra esta política vulneratoria de los derechos de las personas migrantes en nuestro país.

 


 

Durante el gobierno de Sebastián Piñera las políticas migratorias han extremado su violencia contra las personas, reforzando el racismo de Estado, expresado en políticas de persecución a través de la fuerza policial, imposibilidad de regularizar las situaciones administrativas, como en discursos discriminatorios, acusadores y revictimizadores en los medios de comunicación tradicionales.

Durante Abril de este año el gobierno firmó contrato con Sky Airline para ejecutar su plan de expulsiones colectivas de personas migrantes en 15 vuelos dentro de un lapso de 10 meses. El domingo 25 de abril se llevó a cabo el primero de estos vuelos, con 55 personas expulsadas del país, pasando por encima del marco internacional de derechos humanos que resguarda, garantiza y protege los derechos de las personas migrantes y sus familias en todo el mundo.

En este punto es importante destacar el rol de las organizaciones sociales migrantes y promigrantes y clínicas jurídicas que se han encargado de interponer decenas de recursos de amparo.

Es en este contexto que la Red de Organizaciones Migrantes y Promigrantes en Chile conformada por organizaciones desplegadas en los distintos territorios del país, levantamos un esfuerzo coordinado para articular la campaña Las expulsiones colectivas violan los DDHH. No+racismo de Estado, y con ello dar respuesta a las violentas acciones del Estado de Chile.

Esta campaña busca entregar información, sensibilizar a las comunidades, organizaciones y medios y denunciar las violaciones de derechos humanos e irregularidades de procedimientos desde las propias experiencias de las personas afectadas, dando cuenta de las consecuencias del racismo institucional en las familias, comunidades y barrios.

En tiempos de crisis humanitaria que no quepa la indiferencia. Solidaricemos con las demandas, por el fin de las expulsiones colectivas y la instalación de un proceso de regularización para todas, todos y todes”.

Enlace para adherir a la campaña, aquí.

 

Por su parte, las agencias de la ONU en Chile expresaron su preocupación sobre proceso de expulsiones, en el siguiente comunicado: