Carta al Presidente Sebastián Piñera: Solicitud de implementación de programa de reagrupación familiar para personas haitianas

Sr. Presidente de la República
Sebastián Piñera Echeñique
Presente

De nuestra consideración:

Quienes suscribimos esta carta nos mueve un profundo deseo de integración, reconocimiento y solidaridad, sentimientos hondos en una gran mayoría de chilenos y chilenas, así como de residentes extranjeras y extranjeros en Chile.

América Latina ha sido particularmente acosada por una política de intervención que se ha traducido en el derrocamiento de gobiernos democráticos y en la precarización de las condiciones de vida de las personas. Estas intervenciones, avaladas o diseñadas por potencias económicas como Estados Unidos, no han estado ausentes de nuestra historia, hemos sufrido en carne propia la persecución, la violencia y el exilio producto de ello.

En los últimos años, las crisis en los países de origen de quienes migran a Chile se han intensificado, incrementando la salida de personas principalmente hacia otros países de la región. El caso de Haití es paradigmático. La profunda crisis política, social y económica que se remonta a la dictadura de Duvalier, no ha dado respiro al pueblo haitiano y se ha intensificado durante la última década.

Hoy se suman los efectos del terremoto sufrido por ese país el día 14 de agosto. Cientos de miles de familias haitianas que hoy residen en Chile y que habían quedado fragmentadas producto de la migración, se ven enfrentadas al sufrimiento y la incertidumbre respecto de sus familiares que aún permanecen en Haití, muchos de los cuales son niños, niñas y adolescentes. Frente a esta situación el Estado de Chile debe actuar en conformidad a los compromisos internacionales en materia de Derechos Humanos que ha suscrito, como lo establece la Convención de Cartagena, la Convención de los Derechos del Niño y la Convención para la Protección de los Derechos de los Trabajadores Migratorios y sus Familiares. Ello lo obliga a responder a la situación que viven estas familias haitianas residentes en Chile.

Es por esto que como organizaciones sociales y políticas solicitamos al gobierno de Chile que implemente un programa de reagrupación familiar, que permita que las familias haitianas fragmentadas, puedan acceder a reagruparse en Chile lo antes posible. Para esto es necesario realizar las siguientes acciones:

1. Es urgente que el Estado de Chile resuelva de manera prioritaria las residencias temporarias y definitivas aún pendientes de la comunidad haitiana en Chile, ajustando los requisitos a la realidad institucional actual de Haití. Ello implica flexibilizar los criterios de otorgamiento y de la documentación requerida para aquellas personas que no puedan conseguirla dada la crisis del país.

2. Es un imperativo ético del Estado chileno el otorgamiento de Visas Humanitarias para nacionales de Haití durante el periodo de catástrofe, que permitan la reunificación familiar y la protección especial para mujeres, niños, niñas y adolescentes. En este sentido corresponde suprimir las restricciones de cuotas establecidas en 2018 que planteaba que solo se entregarían 10.000 visas anuales. Los compromisos que tiene el Estado de Chile con los DDHH no están sujetos a cuotas.

3. Garantizar que puedan optar al programa las personas que viven en Chile independiente de su estatus legal o de la situación administrativa en la que se encuentren.

4. Establecer convenios internacionales, que faciliten la implementación del programa de reagrupación y el contacto con las personas en el lugar de origen.

5. Implementar un mecanismo de inscripción y registro urgente de personas que tengan familiares en Haití que necesiten venir a reagruparse con sus familias.

6. Incorporar a todas las personas que se inscriban en el plan al proceso de regularización que hoy se encuentra en curso en función de que puedan optar a una visa de residencia en Chile.

7. Por último, es imperativo promover en instancias internacionales y multilaterales, la necesidad urgente de otorgar visas humanitarias para Haití, por parte de todos los países de la región, abordando la migración de manera conjunta, desde un enfoque de derechos y con políticas inclusivas.

Es la hora de la solidaridad y no de la mezquindad. Voluntad y respeto de los compromiso internacionales es lo que se requiere para enfrentar la crisis que hoy atraviesan las familias del hermano pueblo de Haití. El gobierno ha gastado en los últimos 3 años más de $1.500 millones de pesos en pasajes destinados a la expulsión de personas, pero ha recaudado 10 veces más, en torno a $15.000 millones, solo en multas por faltas administrativas a personas migrantes y en torno a los $90.000 millones de pesos desde 2018 por concepto de visas, tasas y permisos de permanencia. No puede argumentarse por tanto que faltan recursos para implementar una medida humanitaria urgente; falta, al contrario, una voluntad política.

 

* Para adherir a la Carta Pública, enlace acá.

————

Mesye Prezidan Repiblik la
Sebastian Piñera Echeñique
Prezan

Nan konsiderasyon nou:
Nou menm ki siyen nan lèt sa a, genyen yon pwofon dezi pou entegrasyon, rekonesans ak solidarite, santiman pwofon nan gran pati majorite chilyen, chilyèn osi byen ke rezidan etranje nan tout jan seksyèl nan Chili.
Amerik Latin te atikilyèman sakaje pa politik entèvansyon ki te lakòz ranvèsman gouvènman demokratik yo ak prekarite kondisyon lavi tout moun. Entèvansyon sa yo, andose oswa ki fèt pa pouvwa ekonomik tankou Etazini yo, pa te absan nan istwa nou an, nou te soufri nan pwòp kò nou pèsekisyon vyolans ak ekzil kòm youn nan rezilta nan li.
Nan dènye ane yo, kriz yo nan peyi ki gen orijin nan moun ki imigre nan Chili te entansifye, ogmante sòti anpil moun pou ale nan lòt peyi nan rejyon an. Ka Ayiti a paradigmatik. Gwo kriz politik, sosyal ak ekonomik ki soti depi nan diktati Duvalier a pa bay pèp ayisyen an repo e li te entansifye nan dènye dekad la.
Jodi a efè tranblemanntè peyi a te sibi 14 Out la ajoute sou sa. Anpil santèn de milye de fanmi ayisyen ki jodi a abite nan Chili e ki te deja fragmente kòm yon rezilta migrasyon an, ap fè fas ak soufrans ak ensètitid konsènan fanmi yo ki toujou rete an Ayiti, anpil nan yo se timoun ak adolesan. Devan sitiyasyon sa a, LEta Chili dwe aji an akò ak angajman entènasyonal sou Dwa Moun ke li te siyen jan sa etabli nan Konvansyon Cartagena; konvansyon sou dwa timoun yo ak konvansyon pou pwoteksyon dwa travayè migran yo ak fanmi yo. Sa fòse l reponn sitiyasyon fanmi ayisyen sa yo ki abite nan peyi Chili.
Se poutèt sa, antanke òganizasyon sosyal ak politik, nou mande gouvènman chilyen an pou aplike yon pwogram reyinifikasyon fanmi, ki pèmèt fanmi ayisyen ki fragmente/divize yo gen aksè pou regwoupe yo nan Chili pi vit ke posib. Pou sa, li nesesè reyalize aksyon sa yo:
1. Li ijan pou Eta Chili rezoud kòm yon priyorite rezidans tanporè ak pèmanan ki toujou annatant pou kominote ayisyen an nan Chili, ajiste kondisyon yo nan reyalite enstitisyonèl aktyèl ki genyen an Ayiti a. Sa a emplique rann pi fleksib kritè yo akòde ak dokiman ki nesesè yo pou moun ki pa ka jwenn li akòz kriz peyi a ap viv la.

2. Se yon enperatif etik Eta chilyen an pou bay viza imanitè pou sitwayen ayisyen yo pandan peryòd katastwòf la, ki pèmèt reyinifikasyon fanmi ak pwoteksyon espesyal pou fanm, timoun, ak adolesan. Nan sans sa a, li apwopriye pou retire restriksyon sou limimt yo etabli an 2018, ki deklare ke sèlman 10,000 viza ta dwe bay chak ane. Angajman ke Eta Chili genyen ak Dwa Moun yo pa dwe gen yon limit.

3. Garanti ke moun k ap viv nan Chili kèlkeswa sitiyasyon legal yo oswa sitiyasyon administratif kote yo twouve yo kalifye pou pwogram nan.

4. Etabli akò entènasyonal yo ki fasilite aplikasyon pwogram regwoupman an epi kontak ak moun nan peyi orijin nan

5. Mete sou pye yon mekanis anrejistreman ijan ak anrejistreman pou moun ki gen manm fanmi an Ayiti ki bezwen vin regwoupe ak fanmi yo.

6. Enkòpore tout moun ki enskri nan plan pwosesis regilarizasyon ki aktyèlman ap fèt selon si yo ka aplike pou yon viza rezidans nan Chili.

7. Finalman, li se yon enperatif ankouraje enstans entènasyonal ak miltilateral yo, bezwen ijan pou bay viza imanitè pou Ayiti, pa tout peyi nan rejyon an, nan abòdaj migrasyon nan tout ansanm li, nan pèspektiv dwa yo ak politik enklizif yo.

Li lè pou solidarite en non atitid mesken. Volonte ak respè p nan angajman entènasyonal yo se sa ki nesesè pou fè fas a kriz ke jounen jodi a fanmi frè pèp ayisyen yo ap travèse. Gouvènman an te depanse nan 3 dènye ane yo, plis pase $ 1,500 milyon nan tikè pou ekspilsyon moun, men li te ranmase 10 fwa plis, anviwon $ 15,000 milyon, sèlman nan kontravansyon pou ofans administratif pou imigran yo ak anviwon $ 90,000 milyon pesos depi 2018 pou viza, frè ak pèmi rezidans. Se poutèt sa, li pa ka diskite ke gen yon mank de resous pou aplike yon mezi ijan imanitè, o kontrè , yon volonte politik ki manke.